Verduras ecológicas de huertos locales

Si hay una cosa importante para los vascos, ésa es la comida y el buen comer. Nunca he recibido clases de cocina, pero he aprendido de mi madre que es una excelente cocinera como muchas otras mujeres de aquí. De las primeras cosas que aprendí de ella fue la importancia de los productos frescos y de calidad en la cocina. Siempre me ha dicho que tan importante es saber cocinar como saber comprar los productos adecuados.

Cuando era pequeña me gustaba acompañarla a comprar. Íbamos al mercado de abastos y me encantaba observarla cuando hablaba con el carnicero, el pescadero, las aldeanas… siempre sabia los productos que quería y era difícil que la engañaran.

Hoy soy una amante de la cocina y la gastronomía gracias a mi madre. Ni que decir tiene que sigo sus consejos: Utilizar ingredientes frescos, naturales y sencillos.

Me siento afortunada de tener tiendas pequeñas en el barrio donde vivo y agricultores no muy lejos que me permiten comprar directamente productos muy frescos y de temporada. Además, comprar en estos establecimientos es una forma de apoyar al pequeño comercio y por ende a la economía local.

Lo local importa, y mucho más si un@ es “Greeter”.

Hoy quiero compartir con vosotros las fotos que he hecho al surtido de verduras orgánicas, frescas y coloridas que recibí ayer en casa directamente de la huerta.

¡Simplemente de mirarlas, se me hace la boca agua!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Sabias que los vascos son unos apasionados de las setas?

Si el mundo de las setas te interesa, entonces debes de saber que el País Vasco es un lugar muy recomendable para encontrar, recoger y comer setas. La micología es un mundo fascinante y de gran tradición entre los vascos, que empieza en el bosque y acaba en la mesa.

Aquí es práctica habitual durante el otoño, cuando llega la lluvia, ir al bosque para disfrutar de un agradable paseo mientras se llena la cesta con setas.

Boletus edulis, Cantharellus, conocida también como angula de monte, Níscalos, champiñones, y muchas más, tienen un lugar especial en nuestra gastronomía.

En Bilbao Greeters, no somos expertos, ni pretendemos serlo. Simplemente queremos compartir contigo nuestra pasión por este apetitoso manjar.

Si piensas visitar el País Vasco y te apasionan también las setas, dínoslo. Estaremos encantados de poderte ayudar a encontrar esos bares donde las setas son un clásico.

Rellenos, a la plancha, con huevos ……. ¡una delicia! Puedes encontrarlos en los restaurantes como plato principal (a la plancha con yema de huevo, o con huevos revueltos), como acompañamiento de otros platos (salteadas con ajo y perejil), o en la barra de los bares como deliciosos “pintxos” (tapas).

Umm, ¡qué ricas las setas y los hongos, me encantan! Debo de confesar que prefiero comerlas a recolectarlas. El otoño es la mejor época del año para poder apreciar este manjar. Hace unos días visité el bar de mi amigo el “setero” y no pude por más que hacer unas fotos a lo que tenía ese día y lo que nos preparó después para comer. Ni que decir tiene que la comida estuvo riquísima, el vino rioja soberbio y la sobremesa muy amena.

¡Ya estoy pensando en volver!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Paseando por las orillas del río Nervión en Bilbao, ¡Ah! qué increíble y relajante.

Ayer fue un buen día para pasear por las orillas de la ria y disfrutar observando a los que hacían footing, a los turistas, a los bilbainos que paseaban, y al increíble museo Guggenheim con sus cambios de color, sus curvas de titanio, y Puppy, su fiel guardián. Realmente fue una forma agradable de disfrutar de la ciudad en un ambiente encantador.

Para mí, no hay nada como caminar a ambos lados de la ría y disfrutar a un ritmo pausado mientras exploro cuánto ha cambiado mi Bilbao.

Para cuando me quise dar cuenta, se hizo de noche y se encendieron las luces.

¡Soy muy afortunada de vivir en una ciudad tan maravillosa!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Arboleda, una visita imprescindible para entender el Bilbao actual

La industria del hierro y el acero fue el emblema de la Revolución Industrial en Bilbao y Bizkaia durante los siglos XIX y principios del XX, jugando un papel importante en la configuración del Bilbao actual.

Mucho de lo que es hoy Bilbao es gracias al trabajo y esfuerzo de miles de mineros que desde la segunda mitad del siglo XIX trabajaron en las explotaciones mineras de hierro a cielo abierto que existieron en los montes de Triano, conocidos como los montes de hematites más maravillosos de Europa.

De entre todos los pueblos mineros, La Arboleda, en el municipio de Trapagaran, es quizás el principal y más conocido de todos los que existieron en la zona. Fue fundado en 1877 para albergar a los mineros procedentes de todos los rincones de la Península Ibérica, y cuyas condiciones sociales, aún hoy, se aprecian en este enclave a través de sus casas, calles, paisaje, etc.

Fueron años duros, en los que hombres, mujeres y niños trabajaron en condiciones extremas, vivieron hacinados en barracones o diminutas casas, y las enfermedades y muertes estaban a la orden del día, de hecho, en algún momento la esperanza de vida fue de tan solo 18 años.

La pésima calidad de vida y las desfavorables condiciones de trabajo facilitaron la creación de diversos movimientos sindicales, convirtiéndose en un verdadero centro de lucha obrera, con huelgas a veces largas y sangrientas. Anarquistas, socialistas y comunistas lucharon por conseguir mejores condiciones de trabajo. Cabe destacar el papel desempeñado por Dolores Ibarruri, conocida como “La Pasionaria” en la defensa de los derechos de los mineros.

En los años cincuenta del siglo XX, las vetas estaban prácticamente agotadas, y en 1963 cesó la exportación del mineral de hierro.

Un paseo por La Arboleda es retroceder unos años en el tiempo. No por los mineros, que ya no existen, sino por sus casas en hilera de una o dos alturas separadas por callejones estrechos, su plaza en cuesta, la iglesia, los bares, la Casa del Pueblo, pero sobre todo por el paisaje transformado por el duro trabajo de los mineros.

Las antiguas minas (las explotaciones eran al aire) son ahora embalses artificiales rodeados de un entorno verde que se ha transformado en espacio de ocio y esparcimiento.  Donde antes había trabajo sacrificado y condiciones de vida muy duras, hoy podemos ver un parque maravilloso, el “Meatzalde Goikoa Parkea”, convertido en museo al aire libre donde se exponen esculturas de artistas vascos de renombre.

Para llegar a las minas, se puede ir en coche o en tren de cercanías (RENFE) hasta Trapagaran y desde esta población, el mejor medio es el funicular de La Reineta, otra joya de la zona minera, inaugurado en 1926, y que comunica los pueblos mineros con Trapagaran.

Pasar un día en esta zona no solo es adentrase en la historia de la minería sino además disfrutar de otras actividades como senderismo, golf, montar a caballo, y sobre todo de una buena alubiada con sacramentos (morcilla, tocino, costilla, chorizo) y un buen vino tinto en uno de los muchos restaurantes que hoy existen.

Una visita a La Arboleda es una forma excelente de combinar la cultura, el ejercicio y el aire fresco para toda la familia.

Os dejo unas fotos de mi última visita.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bilbao Greeters -;) Mayor de Bilbao – ¡Conseguido!

EnelParquedelosPatos
Eskerrik asko! Gracias! Thank you! a tod@s por vuestros votos. Entre tod@s lo hemos conseguido!!!! Seremos las Mayor de Bilbao. We are ver happy! #IberiamayorBilbao
Eskerrikasko_BilbaoMayers
Kaixo amigo@s! OS pedimos vuestra ayuda para conseguir que Bilbao Greeters sea elegido “Mayor de Bilbao”, en el concurso organizado por Iberia. Es importante que antes de pulsar en el botón de VOTAR esté seleccionado nuestro vídeo, para que el voto vaya a nuestra candidatura. No lo olvidéis!!!¡Elige al protagonista de la vídeo-guía de Bilbao, Málaga, Tenerife y Mallorca, y entra en el sorteo de 1.000 Avios!
#IberiaMayors Bilbao
Eskerrik asko! Gracias por vuestros votos!