Paseando por las orillas del río Nervión en Bilbao, ¡Ah! qué increíble y relajante.

Ayer fue un buen día para pasear por las orillas de la ria y disfrutar observando a los que hacían footing, a los turistas, a los bilbainos que paseaban, y al increíble museo Guggenheim con sus cambios de color, sus curvas de titanio, y Puppy, su fiel guardián. Realmente fue una forma agradable de disfrutar de la ciudad en un ambiente encantador.

Para mí, no hay nada como caminar a ambos lados de la ría y disfrutar a un ritmo pausado mientras exploro cuánto ha cambiado mi Bilbao.

Para cuando me quise dar cuenta, se hizo de noche y se encendieron las luces.

¡Soy muy afortunada de vivir en una ciudad tan maravillosa!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s